Quinta de Almagra

Situada en el pequeño pueblo de Almagra, estratégicamente a medio camino entre Lisboa y la diversificada oferta turística del Oeste Portugués, entre montes, valles y viñedos de múltiples tonos de verde, está la Quinta de Almagra, una antigua finca vinícola, rescatada del abandono hace algunos años y reconvertida en un lugar ideal para el descanso familiar en vacaciones.

La rehabilitación, premiada en 2001 con el Premio de Arquitectura de la región, comprende la Casa Principal, su patio central, antiguas bodegas, prensas, granero y finalmente la Casa do Caseiro - las antiguas dependencias y casa del capataz, reconvertidas ahora en nuestra Casa de Huéspedes para 7 personas.

La garantía de una inolvidable estancia la certifica el libro de visitas de los huéspedes que han pasado por la Quinta de Almagra desde el año 2000.